Únete y Recibe Nuestras Publicaciones Por Correo (GRATIS)

Escribe tu dirección de correo:

Verifica en el correo no deseado.

FACEBOOK

, ,

Adolescentes Rebeldes (Soluciones dedicadas a los padres)

Gracias a ti seguimos creciendo, comparte al final de la publicación. 


Adolescentes Rebeldes

Es bien sabido que la adolescencia es una etapa de cambios, con continuos conflictos que el adolescente debe superar tomando decisiones que no siempre sabe en qué van a desembocar; sintiendo la necesidad de experimentar todo aquello que le suscita interés.

Es un intento de búsqueda de identidad, una necesidad de formarse como seres únicos buscando una autonomía que les haga sentir fuertes ante la incertidumbre del crecer.
Por ello, no es de extrañar que en ocasiones la adolescencia sea dura tanto para el joven que la vive como para sus padres.

Es habitual que los adolescentes no se comporten siempre como sus padres o la sociedad espera, pero no por ello deben ser estigmatizados como seres antisociales. Adolescencia y rebeldía son términos directamente relacionados; está en su naturaleza de adolescente ser rebelde. Son los llamados adolescentes rebeldes.

No obstante, que la rebeldía sea habitual en la adolescencia no quita importancia al hecho de que ésta, en grandes dosis llega a ser preocupante para los padres.

¿Cuándo deben preocuparse los padres de la rebeldía de sus hijos? 

Principalmente tomando en cuenta tres caracterísitcas: 
  •  Duración de la conducta inadecuada. 
  •  Intensidad de la conducta inadecuada
  •  Número de veces que se da la conducta inadecuada
Estas tres caracterísitas tienen una relacion directamente proporcional con lo problemático, es decir, a mayor intensidad, duración o número de veces que se da la conducta, mayor preocupación deben tener los padres por el comportamiento de su hijo. Por otro lado, es cierto que lo "adecuado" o "inadecuado" en un adolescente es muy relativo, pero es consenso general que hay ciertos rasgos conductuales en un adolescente que se toman como preocupantes, categorizándolos como conductas disruptivas.

¿Qué son las conductas disruptivas? 

Se denominan conductas disruptivas al constructo que determina un estilo de comportamiento disfuncional de orden biopsicosociocognitivo, caracterizado por agresividad, impulsividad e hiperactividad. Estas conductas implican interrupción o desajuste en el desarrollo evolutivo del adolescente, imposibilitando el establecimiento de relaciones sociales ajustadas a la realidad compartida, tanto con adultos como con sus pares (Risueño, 2004). 

Es habitual que el adolescente... 
  •  Grite cuando se enfada
  •  Se comporte de manera impulsiva
  •  Se encierre en la habitación cuando se enfada
  •  Pegue algun portazo
  •  Se muestre irascible
  •  Desfíe a la autoridad en casa y en el instituto
  •  Se comporte de una manera que antes no había hecho
  •  Experimente con cosas con las que antes no había experimentado
  •  Tenga cambios de humor extremos 
Todo ello en un marco donde el número de veces que se da la conducta,la intensidad y la duración de ésta son "normales" para la etapa vital que está viviendo, la adolescencia

¿Cómo saben los padres cuando una conducta deja de ser "normal"?
  • Cuando ésta comienza a interruptir el desarrollo evolutivo del adolescente.
  • Cuando comienza a crear malestar signiticativo para el adolescente a nivel personal, familiar y/o social.
  • Cuando comienza a crear malestar significativo para el entorno del adolescente a nivel personal, familiar y/ social
En definitiva, los adolescentes pueden ser rebeldes, pero no es positivo para nadie que se les juzgue por ello. Es papel de la familia y la sociedad transmitir valores y principios dignos que formen a personas plenas, por ello es nuestra responsabilidad de hoy lo que ocurra en un mañana.

Un último consejo...

Tu hijo, aunque verbalmente no diga nada, te está hablando con su comportamiento, ¡escúchale!. La comunicación es la clave de la paternidad.

En palabras del profesor de Psicología Larry D. Rosen, la proporción de escucha parental frente al de charla debe ser al menos de 5 contra 1: hablar un minuto y escuchar cinco.
No tengas miedo, aprenderás y descubrirás de tu hijo cosas que nunca imaginarías. Son seres llenos de ilusión y curiosidad, sólo buscan un guía que les acompañe en su duro camino, ¿por qué no serlo tú? No digo que sea ni mucho menos fácil, digo que merecerá la pena.

ELIGE TU RED SOCIAL Y COMPARTE CON TUS AMIGOS ABAJO

Publicar un comentario

Ultimos Documentos en PDF