Únete y Recibe Nuestras Publicaciones Por Correo (GRATIS)

Escribe tu dirección de correo:

Verifica en el correo no deseado.

FACEBOOK

, ,

Historia de la Abogacía - Descargar Gratis PDF

 
Abogacía es el conjunto de prácticas que buscan interceder o hablar en favor de una causa.
Tal vez su concepto más usual o común se refiere a la defensa jurídica de una de las partes en un juicio, tarea que es llevada adelante por un abogado, reservándose el término abogacíatanto para la carrera o formación de estos profesionales como para el propio ejercicio profesional.
En lo que se refiere a políticas públicas, el principal objetivo es lograr la modificación o establecimiento de leyes que favorezcan la causa defendida. En inglés el término que mejor refiere estas prácticas es advocacy. Es por ello que los servidores públicos que laboran en un Tribunal (como el Contencioso Administrativo) no son abogados, al no ejercer la abogacía directamente, aunque cuenten con título de licenciado en Derecho. 1
La difusión de un tema o el establecimiento de relaciones públicas para interactuar con otros actores sociales, no pueden ser considerados actos de abogacía por sí solos. El elemento fundamental que diferencia a la abogacía de la comunicación, la educación, o las relaciones públicas, es la intención de modificar las leyes, reglamentos o políticas públicas. Debido a este punto fundamental, la abogacía en este segundo significado o acepción, parte y se sostiene gracias a un análisis político. Una buena abogacía parte de un buen análisis político: identificar la política, regulación, o ley a modificar o promover, determinar el escenario e identificar los actores, medir sus fuerzas y sus relaciones, etc.
Un error muy común que vemos en la gente que intenta desarrollar la abogacía por primera vez en esta segunda acepción, es el no identificar la relevancia de sus acciones. Por ejemplo, se dedican a repartir volantes en las calles con la esperanza de concientizar a la gente sobre un determinado problema; si bien esto puede ser parte de una buena estrategia de relaciones públicas, no se puede reconocer cómo abogacía a menos que se hayan identificado a los transeúntes como actores significativos en el escenario político o con una fuerza significativa en ello.
Publicar un comentario

Ultimos Documentos en PDF